8 Motivaciones para mantenerte en forma

A principios de enero, como todos los años, está más que sabido que empiezan los famosos “propósitos de año nuevo”, hay personas que empiezan este cambio, el día 1-2 enero, y otras, una vez pasadas todas las fiestas, después de reyes y cuando la rutina diaria vuelve a nuestros días.

Por regla general, esta motivación de empezar un cambio viene unido a la conocida frase “año nuevo, vida nueva” y con ello todo lo que venga en cuestión a nuevos hábitos y nuevas rutinas, ya que, en las fiestas navideñas con las comidas y cenas de empresa, con amigos, con familiares… a mucha gente se le va un poco de las manos la alimentación y el deporte, es decir, que no se privan de nada y, además, dejan el deporte a un segundo plano.

1. Estar convencido:

Para poder empezar un cambio de 180º tienes que estar convencido al 100% de que quieres hacerlo. Debes saber que las primeras semanas, coger la rutina, es algo costoso, pero que con constancia puedes lograrlo.

2. No quieras ser igual que otr@:

Tenemos la mal costumbre de compararnos con personas/modelos/deportistas de las redes sociales y de internet. Tenemos que tener claro que cada persona es un mundo, cada persona tiene un ritmo de vida diferente, una vida cotidiana y laboral distinta al resto, por lo que, tú eres únic@.

3. No tener prisa:

Normalmente, queremos tener los resultados en cualquier ámbito de la vida, para ayer, y eso no es tan fácil. Debemos de pensar que todo tiene un progreso y que tenemos que caminar paso a paso, con trabajo, disciplina y viendo que los cambios llegan poco a poco, sino perderemos la motivación y tiraremos la toalla.

4. Disfrutar el proceso:

Debemos de organizar nuestro día para que nos de tiempo a realizar todo, el trabajo, las horas de sueño, el gimnasio/entrenamiento…y así poder hacerlo todo bien y disfrutar de este proceso, nada de estar frustrados y estar nerviosos y con ansias.

5. Cambios en tu ropa:

Otra motivación que debemos de tener en cuenta es pensar en como nos quedará nuestra ropa una vez vayamos logrando las metas que nos hemos marcado y, así, poder ir estableciendo más a largo plazo. Es decir, si queremos ganar masa muscular (hipertrofia muscular) veremos como cada vez la ropa nos va quedando más ceñida y por el contrario, si queremos bajar de peso, iremos viendo como nos irá quedando más holgada dicha ropa, y esto nos ayudará a mantener la motivación del proceso.

6. Ser competitivo:

Está demostrado por diversos estudios que las personas ganan músculo (hipertrofian) o bajan de peso, si se compite con otras personas que si lo hacen por sí solos, la naturales nos hace ser competitivos, a unos más que a otros, y eso ayuda a progresar en nuestro cambio.

7. Escribe tus rutinas de entrenamiento y alimentación:

Tener un diario o una agenda en la que se vayan anotando nuestros progresos del entrenamiento y las comidas diarias, nos ayudará mucho a tener todo bajo control y que no se nos escape nada.

8. Quiérete y valórate:

Varias investigaciones y encuestas han demostrado que la mayoría de la gente, casi nunca está contenta con su físico. Debemos de valorarnos, querernos y cuidarnos para, de esta manera, mejorar día a día e ir sumando aspectos positivos en nuestro cambio físico, que también debe de ir ligado a un buen estado psicológico.

Comparte este artículo:

Relacionados

Scroll al inicio